Recetas y vida sana

Vida sana: mi experiencia y consejos

Healthy life words made of fruits

Aquí estoy con nuevo look en el blog, todavía pendiente de algunos cambios (sobre todo de apariencia) pero como ya estaba casi todo y soy una ansiosa lo he publicado antes de tiempo jijiji.

Hoy os vengo a hablar de mi historia, mi relación con la vida sana y como consigo mantenerme en ella sin ansiedades ni recaídas, cosa bastante difícil para las personas que nos estamos cuidando permanentemente.

Siempre he sido una chica “rellenita”, por constitución, metabolismo y por comer mal, ya que hace unos años y durante toda mi vida comía mucha bollería, precocinados y muy poquita fruta, verdura y otros nutrientes que mi cuerpo necesitaba, y aunque estaba gordita me faltaba salud porque enfermedad que había por ahí enfermedad que cogía mi cuerpecito. A causa del estrés empecé a adelgazar y gané autoestima, me sentía super bien y segura conmigo misma y incluso cambié mi forma de vestir y por supuesto de vivir la vida ya que empecé a comer de todo y a hacer ejercicio cada día. Adelgacé 12kg y pasé de una 40/42 a una 34/36, os podéis imaginar, desde entonces no los he vuelto a recuperar y ahora me gustaría moldear mi cuerpo, esculpirlo y verlo más tonificado y bonito y esto es tarea dificil.

Yo quiero ser clara con este tema, hay mucha gente que se obsesiona de un tiempo para acá con la dieta fitness y eso es de todo menos sano. No tenemos que compararnos con nadie y tener en cuenta nuestras capacidades tanto físicas como mentales e ir poco a poco. Que si, que si haces una dieta super estricta y haces deporte regularmente puedes ver progresos en poco tiempo pero yo mentalmente no soy todo lo fuerte que debería para lograr comerme una lata de atún al natural tal cual u otras cosas, porque no, todo lo del mundo fitness no nos puede gustar ni parecer rico ya que es imposible.

Hace unos meses yo quería hacer ese tipo de dieta: 3L de agua al día, NADA de hidratos por la noche, poca o NADA de sal en las comidas, proteina y verdura y una pequeña pequeñísima porción de hidratos por la mañana, reducir los lácteos y la fruta y contar macros y calorías. Mentalmente no podía, a la semana me cansaba, me entraba ansiedad y ya empezaba a flojear con la dieta, a comer cada día una cosita que no debía, me obsesionaba con la comida trampa y me pegaba toda la semana pensando solo en ella y cuando llegaba el día…atracón!!!

Desde hace 3 semanas he cambiado mi manera de pensar y he llegado a la conclusión de que tengo que ir poco a poco con la vida fitness y fue la mejor decisión que pude tomar, ya que he visto progresos increibles y como una imagen vale más que mil palabras, aquí está el cambio en 3 semanas:

cambio

¿Que como lo he hecho? Quitándome de encima la obsesión, como muy sano, hago deporte ¿Por qué martirizarme? Por norma general hago un desayuno completo (café con leche desnatada sin lactosa, tortitas de avena y claras y una pieza de fruta que suele ser un kiwi), a media mañana y merienda me como una pieza de fruta con algo de proteina (queso fresco batido por ejemplo), a la hora de comer hidratos, proteinas y verdura  y para cenar proteina y verdura. Esa base la sabemos casi todos, ¿Que diferencia hay con respecto a lo que hacía antes? Que no me obsesiono, ni más ni menos.

Se puede comer DE TODO con moderación y sabiendo cuando comerlo y por supuesto en las cantidades que tu cuerpo necesite. Ahora soy feliz con la dieta, porque si se me antoja comerme una tortilla de trigo por la noche con pollo y ensalada me la como (sigue siendo super sano con la diferencia de que tiene hidratos de carbono), ese día para almorzar me como un pescado o filetes con ensalada y me quedo tan agusto y ya he saciado esa necesidad que tenía mi cuerpo, el truco está en compensar y por supuesto no darse un atracón de hidratos y azúcares de noche porque nuestro cuerpo no necesita combustible para dormir!! Si me hago una crema de verduras y para espesar le pongo un cuarto de patata, me la como con 0 remordimientos, NO voy a engordar 1kg por comerme una crema DE VERDURAS!!!! y un trocito pequeño de patata, que si, son hidratos pero enserio, por un día? No pasa nada!! El problema está cuando todos los días te comes una patata para cenar, una tortilla de trigo, un sandwich o una macedonia de frutas. Y estoy hablando de hidratos de carbono saludables, no de comida trampa (no nos equivoquemos).

Igual me pasa con los condimentos, antes tenía que comer pechuga de pollo/filete de ternera/hamburguesas de pollo o ternera/pescado + hidratos (una cucharadita de arroz/pasta cocida sin más) + verduras pasadas por la plancha. ¿Por quéeeee? Si existen sazonadores, tenemos el maravilloso limón, el curry, la pimienta, y las salsas de verduras que están riquísimas, se puede hacer recetas muy sanas y ricas que no llevan apenas grasas, a mi hay días que me apetece comer rápido y sencillo y me cuezo arroz integral, un huevo revuelto y a correr, pero otros me meto en la cocina a hacerme cosas ricas y no por eso se come menos sano.

Y este es mi único secreto, no más. Así poco a poco voy siguiendo más pautas de alimentación, que veo que me estanco y que tengo que reducir un poco la sal de los alimentos o reducirme la cantidad de hidratos a la merienda? Lo haré por supuesto, pero ya mi cuerpo estará habituado a seguir unas pautas y me costará menos, ya no estaré pasando de todo a nada, que es el problema de mucha gente y por lo que abandonan la dieta y lo que ganan en una semana lo pierden en la siguiente por falta de motivación.

EN RESUMEN: No obsesionarse, no os guiéis de todo lo que veis en redes sociales, id poco a poco, escuchad vuestro cuerpo y sus necesidades, cuando menos os deis cuenta estaréis haciendo justo lo que queríais con resultados increíbles.

Seguiré publicando recetas ricas y sanas en el blog para que podáis comer sano sanito y muy rico e igual me animo a publicar algún menu de lo que como alguna semana para así poder dar ideas de comidas.

¡Gracias por vuestros comentarios!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply